Wilhelm Bodewin Johann Gustav Keitel (Bad Gandersheim, Alemania; 22 de septiembre de 1882 – Núremberg, 16 de octubre de 1946) fue un Mariscal de Campo alemán y destacado líder nazi durante la Segunda Guerra Mundial.

En la vida real

Wilhelm Keitel nació en 1882 Helmscherode, un distrito de la ciudad de Bad Gandersheim. Al estallar la guerra, Keitel ya era capitán. Sirvió en el frente occidental, en el 46.º Regimiento de artillería.En 1935, y por recomendación de Werner von Fritsch, se convirtió en Jefe de Personal de la recién creada Oficina de las Fuerzas Armadas (Wehrmacht). Ascendió a General en 1937 y en 1938, tras el escándalo Blomberg-Fritsch y la sustitución del Reichswehrministerium por el Oberkommando der Wehrmacht (OKW, o Alto Mando de las Fuerzas Armadas) fue nombrado Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, ascendiendo a Mariscal de Campo en 1940.Fue junto a Martin Bormann, Joseph Goebbels y Heinrich Himmler uno de los más cercanos a Hitler. Heinrich Himmler utilizó a Keitel como testaferro para amparar numerosas órdenes moralmente dudosas o directamente ilegales según la convención de Ginebra. Keitel estaba en pleno conocimiento de la Solución Final respecto a la cuestión judía. Fue Keitel quien firmó la rendición oficial de la Alemania nazi ante el Mariscal Gueorgui Zhúkov del Ejército Rojo. Keitel firmó la capitulación de la Wehrmacht ante el Ejército Rojo el 9 de mayo de 1945, siendo detenido en Flensburg por el ejército británico el día 13. Heinz Guderian testificó que Keitel era un militar honesto y que se vio abrumadoramente subyugado por Hitler-porque él pensaba que el cumplimiento de las órdenes de su superior era su más supremo deber. Sentado en el banquillo de los acusados durante los Juicios de Núremberg, se le acusó de crímenes de guerra, crímenes contra la paz y crímenes contra la humanidad. Pese a que alegó que sólo había cumplido órdenes, fue declarado culpable el 1 de octubre de 1946 y ejecutado en la horca el 16 de octubre de ese mismo año (se le denegó una última voluntad de ser fusilado).

En las parodias

En las parodias Keitel es un personaje serio y amargado que no hace ni pizca de gracia. Nadie en el búnker sabe el por qué de su amargura

Galería

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.