Mikhail Nikoláyevich Tukhachevsky (16 de febrero de 1893-12 de junio de 1937) fue un militar soviético, precursor del Blitzkrieg (guerra relámpago) que dio fama a la futura Wehrmacht y una de las víctimas más destacadas de la Gran Purga de la época de Stalin de fines de la década de 1930.

En la vida real

Tujachevski nació cerca de Smolensk, al oeste de Moscú, en una familia aristocrática aunque empobrecida, de origen lituano. Una vez iniciada la Revolución rusa, Tujachevski se unió al Partido Obrero Socialdemócrata de Rusia (bolchevique). Convertido en oficial del nuevo Ejército Rojo, escaló rápidamente posiciones gracias a su gran habilidad. En 1935 Tukhachevsky fue nombrado mariscal de la Unión Soviética con solo 42 años. En junio de 1936 Tujachevski fue enviado de visita oficial al Reino Unido, Francia y Alemania donde entabló amistad con el general Heinz Guderian, estudioso de su obra. Posteriormente, esta visita fue utilizada en su contra, ya que se le acusó de haberse reunido con agentes antiestalinistas en el exilio, conspirando en contra de Stalin. Tujachevski fue arrestado el 22 de mayo de 1937, bajo acusaciones de organizar un «conspiración militar-trotskista» y «espionaje a favor de la Alemania Nazi». Después de un juicio secreto, conocido como el caso de la Organización Militar Trotskista Antisoviética, que duró tan solo un día, Tukhachevsky y otros siete altos jefes militares fueron condenados y ejecutados el 12 de junio de 1937.

En las parodias

Mikhail Tukhachevsky es la versión soviética de Hermann Fegelein y su primo lejano, aún así sus bromas no son tan pesadas como las de Fegelein. Stalin le ha fusilado varias veces por trolazo.

Galería

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.