Grigori Yefímovich Rasputín (Pokróvskoye, 10 de enero/ 22 de enero de 1869 – Petrogrado, 17 de diciembre/ 30 de diciembre de 1916), conocido como El Monje Loco, fue un místico ruso con una gran influencia en los últimos días de la dinastía Romanov.

En la vida real

En su lugar de origen pretendía darse una apariencia de Jesucristo y tenía fama de sanador mediante el rezo, razón por la cual, y gracias a una amiga de la zarina llamada Anna Výrubova, en 1905 fue llamado al palacio de los zares para cortar una hemorragia del heredero al trono, Alekséi Nikoláyevich Románov, que padecía de hemofilia. El zarévich efectivamente mejoró —algunos investigadores sostienen que fue mediante hipnosis— y la familia Romanov, especialmente la zarina Alejandra, cayó bajo la influencia de este controvertido personaje.

En las parodias

Es el amante de la zarina Alejandra Fiódorovna además es el padre biológico de Vladimir Putin. Él, Carol II y Bundarja tienen una competición sobre el tamaño del miembro.

Galería

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.