Robert Anthony Eden, I conde de Avon, (12 de junio de 1897 – 14 de enero de 1977) fue un político conservador británico que ocupó el cargo de ministro de Asuntos Exteriores hasta en tres ocasiones y el de primer ministro entre 1955 y 1957 tras la dimisión de su mentor, Winston Churchill.

En la vida real

Secretario de Estado de Asuntos Exteriores (1931-33) y lord del Sello Privado (1934), asumió luego la cartera de Relaciones con la Sociedad de Naciones. Secretario del Foreign Office entre 1935 y 1938, se reveló como un abierto enemigo de la política de apaciguamiento frente a Alemania, lo que le llevó a dimitir del cargo. Al estallar la Segunda Guerra Mundial, se convirtió en el segundo de Churchill y desempeñó los cargos de ministro de Colonias, de la Guerra y secretario del Foreign Office (1939-45). Con el triunfo conservador de 1951 volvió al Ministerio de Asuntos Exteriores y desarrolló un brillante papel internacional, especialmente en las conferencias de Londres y Ginebra. Nombrado primer ministro en 1955 tras la dimisión de Winston Churchill del cargo, su apoyo a la intervención franco-británica en Egipto en 1956 le hizo perder prestigio y dimitió en enero de 1957, retirándose a escribir sus memorias. Esta fracasada intervención se ha señalado siempre como uno de los símbolos y el inicio de la debilidad europea tras la Segunda Guerra Mundial. La retirada forzada de la Guerra de Suez fue una comprobación desalentadora de que Reino Unido y Francia ya no eran más que potencias subordinadas a los dos grandes poderes hegemónicos desde el fin de la segunda guerra mundial en 1945: los Estados Unidos y la URSS. Anthony Eden acabó presentando su dimisión el 11 de enero de 1957 y fue sustituido por su compañero, también del partido conservador, Harold Macmillan.

En las parodias

No hay salido aún.

Galería

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.