Alekséi Alekséievich Brusílov (Tiflis, Georgia, 3 de agosto de 1853 - Moscú, 17 de marzo de 1926) fue un general ruso de la Primera Guerra Mundial, que se unió a los bolcheviques durante la Guerra civil rusa.

En la vida real

Nació en Tiflis, en Georgia y fue educado en el Cuerpo de los Pajes Imperiales. A principios de la Primera Guerra Mundial dirigió el VIII ejército ruso. En septiembre de 1914, se enfrentó al Imperio austrohúngaro y avanzó hasta los Cárpatos. En el verano de 1915 su ejército es rechazado hasta Polonia. En marzo de 1916, se le concedió el mando del frente suroeste. En junio, lanzó sobre Galitzia la que se conoció como Ofensiva Brusílov. Esta ofensiva, resultó ser al cabo del tiempo extraordinariamente costosa en recursos humanos, pero sirvió para convencer a Rumania para que entrara en guerra. A pesar del no muy claro resultado de esta batalla, el prestigio de Brusílov no se vio afectado, y tras la Revolución de Febrero alcanzó el puesto de comandante en jefe de los ejércitos rusos. En julio de 1917, dirigió una nueva ofensiva en Galitzia, la Ofensiva Kérenski, la cuál fue un estrepitoso fracaso. Tras estas derrotas, Brusílov perdió el mando del ejército en agosto de 1917, y tendría que esperar hasta 1920 antes de poder retomar su carrera militar. Se unió a los bolcheviques durante la Guerra civil rusa, sirvió en el Ejército Rojo durante la campaña de Polonia de 1920 pero sin desempeñar un papel militar importante. Fue nombrado asesor militar primero y luego inspector de caballería. Resultó marginado por el nuevo poder. Se retiró en 1924 y murió en 1926 en Moscú.

En las parodias

Sale muy poco. Nació en la misma ciudad que Iósif Stalin.

Galería

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.