Abdul Hamid II (21 de septiembre de 1842 - ibídem, 10 de febrero de 1918) fue el 34.º sultán del Imperio otomano, depuesto por la sublevación militar de los Jóvenes Turcos para ser sustituido por su hermano, Mehmed V.

En la vida real

Abdul Hamid accedió al trono tras el derrocamiento de su hermano Murad V el 31 de agosto de 1876. En 1877 estalló la guerra ruso-turca (1877-1878), que terminó en un desastre para el Imperio otomano. Rusia impuso un duro tratado, el de San Stefano, que se sometió a una asamblea europea celebrada en Berlín, que lo aprobó el 13 de julio de 1878. La consecuencia de esta derrota fue el desmembramiento del Imperio otomano, que incluyó la cesión o «arrendamiento» al Reino Unido de la isla de Chipre, y obligado por su debilidad, la admisión del protectorado francés sobre Túnez en 1881. El imperio también tuvo problemas en Egipto, donde un jedive desacreditado, Ismail, tuvo que ser depuesto. En 1889, vio al Imperio Alemán como un posible aliado. El káiser Guillermo II fue invitado a Estambul dos veces: el 21 de octubre de 1889, y nueve años más tarde, el 5 de octubre de 1898. En el verano de 1908 estalló una revolución y el sultán, al enterarse el 23 de julio que las tropas de Salónica marchaban contra Estambul, inmediatamente capituló: el día 24 un decreto anunció la restauración de la constitución suspendida de 1876; al día siguiente decretos adicionales abolieron el espionaje y la censura, y ordenaron la liberación de presos políticos. Abdul Hamid II murió en Magnesia de Jonia el 10 de febrero de 1918, apenas unos pocos meses antes que su hermano.

En las parodias

Sale muy poco.

Galería

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.